Seguidores

martes, 19 de octubre de 2010

Amé anocheciendo ilusiones



Amé anocheciendo ilusiones.

Ahora reconstruyo telarañas,
sólo por madejar
dentro de mi memoria
los sueños que se hilvanan con silencio.

Y dejo a media luz
un rincón de la cama,
para coser tu olor
al osario invisible
que teje las costuras de tu sombra.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Perfecto dijo...

La nostalgia y la soledad, a veces, se hilvanan solas. Me gusto el poema, Manuel.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Un placer enorme tu visita, Perfecto.

Gracias por tan cálido comentario.

Un abrazo
Manuel