Seguidores

sábado, 21 de diciembre de 2013

No sé...



--


Sé que fuimos la parte distendida
de otra inspiración, acaso un contrapunto
donde yo simulaba un gavilán
capaz de irrealidades,
jugando a ser vereda en el otoño
y cercanía en ti,
para observar tus más altas querencias
en las nupcias del agua con el aire
mientras llovías piel
por único sentido.

Sin embargo, no sé...
no sabría decir cuándo empezó
diciembre a ser maraña,
ni el porqué de su origen
en todas las sentencias,
negritud de los dos,

todo ese Apocalipsis del ayer
que nos tiñe de sombra.

No sé, pero te sé,
como un verso de amor
en palabras calladas.




mmb



2 comentarios:

María José Collado dijo...

Quizás contradicciones que dejan sus cuentas sin pagar. Por eso las preguntas, porque en el amor cada cual tira para su alforja. Me gusta como resuelves el tira y afloja de dos personas que pueden coincidir en un cruce. Saludos

Mavi en blanco dijo...

"En las nupcias del agua con el aire..." Pero qué requetebonitas palabras.Y todo lo demás.
Un beso Manuel
Mavi