Seguidores

domingo, 21 de diciembre de 2014

El lastre de la noche en lo ermitaño.






Me duelen los zapatos
al andar a traspié
los surcos de memoria.

Acaso un resbalón
cae lo más tirano de la luz
y luego, irrefutable,
vuela
lejos

l
a

s
o
l
e
d
a
d

en alas de la sombra.



mmb


2 comentarios:

amapolita dijo...

Eso es porque la sombra tienes unas alas muy grandes cada vez que va en busca de la luz.

Besos, Felices Fiestas.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Debe ser eso, amapolita. Gracias por volar por estas sombras.

Feliz Vida.