Seguidores

sábado, 21 de agosto de 2010

EN EL ÉTER DEL ALBA



A mi meiga, Ana Muela.



Desde ti me asomé
al mundo de los sueños
madejando la noche
con pétalos de rosa imaginaria

Allí fueron posibles los prodigios,
las voces sin palabras
escritas por el numen de una diosa
con sílabas de luz en el eco del fuego

Perdura este soñar
en un vientre de luna
preñada del hechizo de visiones
que siempre resucita tras la lluvia

Y en el éter del alba
amanecen imágenes de viento
que fueron del embrujo una utopía
tejiendo un laberinto de cristal.


Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué hermoso, Manuel. Tus versos están llenos de emoción y belleza.

Te agradezco mucho tu bello regalo.

Beso de meiga
Ana

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Un laberinto de cristal tejido con versos... qué más se puede pedir?

Abrazos
Marian

Manuel dijo...

El regalo es tu existencia, meiga.

Gracias por todos los instantes que has llenado de ti en poesía.

Un beso Grande
Manuel

Manuel dijo...

No, no podría pedir más, Marian.

Gracias por tu amigable huella en esta inspiración.

Un beso
Manuel