Seguidores

lunes, 29 de abril de 2013

Ocaso de la esfera



---


Vino desde la noche
y me dejó.
Igual que lo caótico del alma
sabiéndose ruina y espejismo,
hielo sobre la piel
y apenas luz.

Mi sombra va detrás
del cuerpo que no es suyo,
mientras la fiebre pasa
lugares invisibles
y el horizonte fuga.

Hay alguien que suplanta
cada paso que doy,
lo andrógino del ser,
la mudanza a lo incierto,
todo lo que resume
el tiempo anestesiado
en la experiencia.

Pero sé que soñar es certidumbre,
ocaso de la esfera,
esa manía tuya por fingir
amor entre vampiros,
jaurías en mi sangre

y a veces desaliento.



mmb



4 comentarios:

Morgana de Palacios dijo...

FAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
cabrónidus,
cuánto me ha gustado éste.

Realmente bueno, Manu.

Un beso.

Namasté.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Serás vampiraaa....

Gracias por tu brisa-buena, Mor, y felicitas por Taura.


Beso.

Alicia Fernández dijo...

muy bueno, me gusto mucho, un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por venir, Alicia.

Un abrazo.