Seguidores

sábado, 17 de mayo de 2014

Antídoto y selva



--


En este velador de atardeceres
eres policromía de lo azul,
una cita en la noche donde sueño
con pájaros y nidos de cigüeña.

También puedo escuchar tu corazón,
como late silencios y alegrías
a ritmo del compás de los pigmentos
que sonríen la luz de una mirada.

De la campiña al mar, sin horizontes,
eres patria de mí, selva y antídoto
esperando crecer la primavera.

No hay crepúsculo al sur, sólo expansión
con árboles y estrellas, y el sentir
de raíces que prenden al destierro.




mmb