Seguidores

miércoles, 7 de mayo de 2014

L-Argo-metraje



--


A veces me pregunto si Jasón
pretendía ser rey,
o era su misión promocionar
sus pelis de aventuras
con héroes plebeyos.

Acaso entre aquellos que zarparon
en busca de la fama
tuviesen en el Óscar argumento
antes de ser guión
de los pérfidos dioses que tejían la red
con nudos de gigantes talonados
por débiles arpías.

O acaso fue la Hidra quien clavó
la hoja del puñal
en el libreto,
celosa por no ser protagonista
de un sólo corazón,
o al menos la reseña
de una actriz en papeles secundarios.

Desconozco el final de la aventura,
sé que había esqueletos luchando con las rocas,
un momento de paz

y también futuribles escenarios
de una segunda parte,
con vellocino y oro.




mmb



2 comentarios:

Mirella S. dijo...

Me encantó el poema, no sé de poesía ni de su técnica, sólo me dejé llevar por la ironía y por los personajes mitológicos, que me apasionan.
Para mí está muy bien logrado.
Muchos saludos, Manuel.

Manuel Martínez Barcia dijo...

No creas que yo sé mucho de poesía, Mirella, acaso sea Jasón argonauta en mi metraje...

Gracias por venir.