Seguidores

sábado, 31 de enero de 2015

Cadenas de cristal






Ninguna esclavitud tendrá la posesión
allí donde la noche acarició tu piel
sintiéndonos sin peso, apenas levedad
y a la muerte inclinados.

Permite que yo sea quien se interne
en la cárcel de sombras
que atrapa tu razón,

descubrir que es inútil
libertar el espacio donde eres ausencia,
color de atardecer,
perfil ya de una esfera sin contorno,

lo que fluye y nos mana
como lento caudal
de insaciable vacío,

inapetencia
casi.



mmb



4 comentarios:

Elsa dijo...

Por inercia podrá poseer peso el amor muerto, como una sobrepiel o tatuaje. Es insana en el plano real la posesión...
Vuelvo al texto, no en una moto H.
y expreso que es inútil liberar la ausencia, pero un ejercicio de verdad tu escritura sin estridencias Manuel.
Besos

Silvana Pressacco dijo...

Ni se te ocurra desaparecer, tómate unas vacaciones, conversa con tu sombra y dale la mano al corazón... él siempre tiene razón y no creo que lo que te dicta sea lo que decidiste.

Sientes vacío? me dolió... deberías considerarme una amiga, yo te daba mi tiempo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tu voz da libertad a esta condena, Elsa, a las cárceles de amor, al cristal alquimista que enjoya con silencio a sus cautivos...

Gracias por estar.

Un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Ya he conversado con mi sombra...
Ya te sabe luz de mí a contratiempo.

Gracias por ser, Silvana.

Un beso.