Seguidores

domingo, 17 de noviembre de 2013

... así.



--


Galopante
la espuma
y el jadeo del mar
mientras en ti
reposo,
igual que un surfista en una ola
pretendiendo ser tubo que conduce
terraplenes de amor
a deltas bebedizos de la sed
con el último aliento.

Tú dejas que me interne
hasta la sima,

me preguntas, ¿y cómo germinar?
y yo te callo
... así,
envuelta bajo luz
y manantiales.



mmb



4 comentarios:

anabel monasterio gar dijo...

solo la mirada del amante es capaz de ver la belleza de lo deseado...precioso poema un saludo

Gilberto Cervantes dijo...

Hermosos tus versos que acompañan. Hermosa imagen que acompaña. Sabes escribir muy bien!!

Un abrazo y se feliz!!

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tú tienes en tus ojos la luz de esa mirada, anabel. Gracias por tus amables palabras.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...



Gracias por tu compañía, Gilberto, se te echaba de menos.

Un abrazo.