Seguidores

jueves, 7 de noviembre de 2013

Notas de mi almario



--


En esta imagen rota
persisten todavía
los retazos de ti que vistieron mi alma
con tu corta niñez
entre mis brazos.

También se puede oír nuestra respiración
mientras yo profanaba
el mundo de los sueños
con paternal locura, tan sólo por latir
los sonidos silentes de tu inexistencia.

Me preguntas si éramos felices,
si te contaba cuentos,
si Tara, nuestra perra, cuidaba tus desvelos
amparando tu cuna
del frío de la noche con su manto irlandés,

como si fuese luz
ese instinto de madre
con que te protegía.

Sólo puedo decirte
que un padre y una hija
son fragmentos de un todo indivisible,

a pesar de las sombras que a veces nos confunden
en un tiempo irreal, desmemoriado,
como si un dios quisiera
que fuéramos olvido
en la tristeza,

como si el porvenir
no quiera por presente los recuerdos
de tu cálida infancia
viviendo simbolismos del ayer
en las alas de un pájaro...

Acaso nunca llegues a sentir
que amar es suficiente,
o que cuando la lluvia me trae melancolía
eres niña de agua.



mmb.



10 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Preciosa dedicatoria de amor filial.
Un besito
Mavi

Anónimo dijo...

es dulce delicado y muy de dentro de ti, espero que sea bien recibido y comprenda todo lo que deseas. un beso grande





Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por participar en este sentimiento, Mavi.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Anónimo,

Oculto en tus palabras hay un amor que siento, único, verdadero. También tu corazón cuando late a mi lado.

Beso.

Morgana de Palacios dijo...

Precioso, Manu, intensamente emotivo.
FAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Namasté.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Ese FA cala hondo, Mor. Gracias de veras.

Beso.

Ana Muela Sopeña dijo...

Qué bien escribes, Manuel.

Precioso, precioso...

Un beso de meiga
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Algo se habrá escapado de ese espejo mágico que tú me regalaste, meiga. Acaso algo de luz en tu palabra...


Un beso.

Olalla dijo...

Gracias por compartir este lienzo de mi edad inocente. Muy enternecedor.

La niña de agua desde la toile de Jouy embebida de lluvia de noviembre (con notas de rosas y re-vólveres).

Bicos pai

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias a ti petita, por ser agua de lluvia este noviembre y mi luz parisina.

Bicos.