Seguidores

sábado, 23 de noviembre de 2013

Pastoral sin nadie



--


Son mezcla de intuición y de lejura,
de relojes sin horas y mentes enceladas
en la promiscuidad de amoríos sin nadie.

En ellos las pasiones
sueñan que tiempo y luz son compañía
de un lápiz que gravita soledad
sobre un papel en blanco.

No hacen falta razones en su luna de miel,
ni siquiera invitados que engrandezcan
festejos por venir
cuando lo apalabrado ya es memoria.

En los poemas pueden contemplarse
los ecos del silencio cantando lo inmortal,
una sílaba oculta
que emite resplandores en espejos de sol
y a tu sombra sucede.


(así es como te escribo mi temblor cuando eres ausencia)



mmb



8 comentarios:

MiLaGroS dijo...

es un descubrir la luz, ahí donde ya no cabe la palabra....un abrazo.

Morgana de Palacios dijo...

Qué bueno, Manu. Este es de los que me ponen cardiaca.
Por cierto, aún no te vi por la Comunidad y tienes que tener una cuenta de google abierta para haber hecho este blog ¿q no?.
Dale investiga que quiero compartirte allí con más gente.
Un beso, poeta.
Namasté.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Qué poema te ha salido, Mila. Me alegra verte luz de inspiraciones,

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Mor,

Si hay algo que te ponga, es un poe... jaja

Estoy BloKeado, tendrás que que echarme un cabo, supongo...

Beso.

Concha dijo...

Precioso, Manuel.

Concha dixit.

Marinel dijo...

Las ausencias son los trasgos de la luz, hacen malabarismos traviesos y nos dejan en la sombra del asombro ante ese no estar de quien debiera.
O así lo siento yo para que no me apabullen.
Un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Concha,

Igual son esos tics, que sólo dos conocen, lo que al tiempo sucede...

Un beso.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Siempre queda la luz tras el asombro, el tacto en las quimeras...

Beso, Marinel.