Seguidores

jueves, 8 de noviembre de 2012

PARAÍSOS PROHIBIDOS



----


Es tiempo de instaurar
lo fértil del amor en úteros tangibles.

Te vuelves anaconda,
serpenteas el hambre con miel en las pupilas
y reptas sobre mí
lo que arde la piel del  fruto allí encelado

y el fuego en tu interior
devorándome apenas,

como si fuera yo
placenta de tu vientre
por saberme diluvio en las cenizas,

lugar donde se pierden los que sueñan
paraísos prohibidos.



Manuel M. Barcia

1 comentario:

Respirando entre palabras. dijo...

Este no solo me gustó, ME ENCANTO!!!

Hay palabras e imágenes que son... indescriptibles ;)

Besote