Seguidores

miércoles, 20 de marzo de 2013

Ciega



---


Quítate la ropa, quiero hablar contigo...
Yo te dejo a la ciega,
que lo mío es cambiar y cambiar.

(Fragmetos de Dú) Silvio M. Rodríguez C.




Las luces que destierran el placer
han gritado tu nombre,
la fecha del exilio en soledad
y los frutos tempranos.

Hembra de girasol
confundes al misterio en mi retina,
el tacto futurible,
toda la juventud que han construido
mis manos en tu piel,
trayéndonos del flujo en el amor
tan sólo disidencia.

Cautivo de tus ojos
vuela un ángel insomne,
el cielo en extinción,
un fugaz espejismo,

sin saber la razón que nos disipa,
ni el porqué del fulgor
de una mirada ciega,

lo que oculta la noche
y abre los senderos hacia ti,
lo invisible del fuego.




mmb



2 comentarios:

Gavrí Akhenazi dijo...

Te lo dije allá y te lo digo acá.

Me gustó mucho este poema, Manolito. Me llegan sus imágenes casi de manera usuraria.

Lehit

Manuel Martínez Barcia dijo...

Mejor verla usuaria, que falta de interés por su ceguera... jaja

Qué cosas dices, Sant.


Lehit, escriba.