Seguidores

lunes, 25 de marzo de 2013

Ánfora



---


Me miras desde el sol
con tus versos que reman
como aires de un sur poblado de veranos.

Mariví González.




Construyo en tu interior libertades y ánforas,
un resumen del tiempo que te habita
y el aire removiendo las pavesas.

Yo sé dónde originas la certeza del fuego,
lo que te oculta estéril,
la médula salvaje de la luz,
los signos que contiene.

Cuando cese la lluvia ¿qué serás?
¿Qué nombre sembrará mi lengua entre tus labios?

Soplo en ti la existencia.
De mis manos, sin huellas, te redimo,
furtiva del ardor inexorable,
sin soles que amansar,
ajenas a mi sombra
y lo imperfecto.

Temblor en amapolas
te doy por corazón,
y en tu templo la noche sumergida,
narcótica la piel
y el jadeo del éter que inhalamos,

las nubes por venir
y el azul que desnuda los poemas.



mmb



6 comentarios:

Marinel dijo...

Y hoy me he dicho:
Voy a dejar huella de mis lecturas sempiternas y silenciosas a este poeta capaz de llenar ánforas de versos, repletas de sensualidad y sentimientos.
:)
Besos!

Gavrí Akhenazi dijo...

Que buen poema, Manolito.

Es intenso, sensual y a la vez frágil

Lehit

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tus ojos sempiternos y tus huellas y tu voz.

Un beso, Marinel.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Parece que hablas de mí... jaja

Gracias por tus palabras, poeta-bueno.

Abrazo, Gavrí..

María José Collado dijo...

Es ánfora y mujer, es barro y agua.
Un placer leerte.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu poética mirada en estos versos, María José.


Un abrazo.