Seguidores

miércoles, 15 de mayo de 2013

Al carajo tu voz



--


Los restos del ayer, la cercanía
de la contemplación,
el mito de saberte levedad
y en poesía el acento.

Allí fuimos la ética del alma,
para sentir palabras, y en ellas comprender
el silencio de un yo más femenino,
orígenes de ti en el poema
y acaso entre su luz algún destello
de amor entre ficciones.

Sin embargo,
por destino fatal
fingiste nuestro eclipse tras la luna
con sangre y desvarío.

Porque olvido es así
elijo por pecado capital
lo corpóreo en la ira:

Al carajo tu voz,
y tu soberbia,
tan falsa lejanía
y las alertas.




mmb




4 comentarios:

Soledad del Sol dijo...

Y escribes con fuerza el descontento, el olvido pecado capital, cómo te entiendo poeta.
Un saludo cordial.

Los Inviernos de Laura dijo...

La fuerza de tus palabras golpean sin censura.... no encuentro mejor modo para liberarse, que el grito escrito y el golpe leído.

Me encantó!

Saludos.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu sentimiento en estos versos, Soledad.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

A veces es preciso golpear el silencio, sí, desangrarlo de un grito...

Gracias por tus palabras, Laura.

Un abrazo.