Seguidores

domingo, 19 de mayo de 2013

Pandemónium



--


Siento yo, pero tú me desordenas.
Le falta el ideal de la emoción
a mi  tiempo sin ti,
esa voraz sequía que me bebe
como un cisma de luz,
como si me clavasen los relojes
agujas de silencio.

Inútil olvidarte.
Hay un ángel que vuela tercamente
racimos de fulgor,
tu insondable raíz adentro de la esfera

y la porción de mí
en desafuero.



mmb




2 comentarios:

Marinel dijo...

Hay batallas imposibles de librar por falta de armadura...
Siempre tan intensos tus poemas.
Hacía mucho que no dejaba huella,¿verdad?
Aynsss, este tiempo avasallador!
:)
Besos,poeta de intensidades.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tampoco "salgo" mucho últimamente, Marinel, pero siempre son caricia tus huellas.

Beso.