Seguidores

jueves, 22 de agosto de 2013

Los otros poetas



--


Ya sé que tú conoces el alma de un poeta,
su desnudo sutil
y esa pretensión de libertades
que buscan sobresalto si seducen
lo que la mente quiera,

-no hablo de recuerdos, ni de oír
esa lenta llamada sin voz al otro lado-

hablo de conversar
en memorias de nadie,
dormir las estaciones y viajarlas,
a veces en lo cómplice del frío
mientras la luna cae
silencios de una noche rutinaria

y otras con el fuego bajo piel,
las súplicas a un dios
que asombra y nunca llega.

Es posible que tú, si eres juglar,
conozcas en los signos del dolor
a los otros poetas,

a los que cada día el hambre sufren,
secuelas de la guerra,
el envejecimiento en la mirada,
la desesperación,

a los que el mundo da por excluídos 
en cárceles sin sol
mientras ellos vislumbran abundancias
fingiendo soledad,

igual que los autores de poemas
que muestran en lo ambiguo la escasez
de amor por compañía,

esas etnias extrañas
donde palabra y luz son único deseo.



mmb




4 comentarios:

María José Collado dijo...

Hay tanta luz de esperanza en ese hermanamiento, tanta empatía que rebosa del más humilde cuenco. Un gran poema. Un saludo.

Mavi en blanco dijo...

Será simplemente,
egoismo?
Un abrazo Manuel.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Agradezco mucho tus palabras, María José.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Puede que sí, Mavi, que sea solamente eso, nada más que egoísmo.

Abrazo.