Seguidores

sábado, 18 de octubre de 2014

Nada es verdad






Imposible sentir,
la máscara del sueño
esconde la verdad tras el rictus inmóvil
del nihilismo.

Los ecos interiores me sonríen
y aúllan el amor
creyéndome locura.

¡Qué cinismo hay en mí
mientras rezo sin nombre
su voz de inexistencia!

Estalla el animal
y lo devoro,
asoma el corazón muy quietamente
latidos sin morir,
las fauces del licántropo
y la luz
que me abisma.




mmb