Seguidores

jueves, 1 de julio de 2010

ÁNGEL Y DEMONIO



Ya no me quedan alas
ni pies con que correr para abrazarte
mientras sueño el ardor de tus engaños

En cuerpo te entregué toda mi alma,
... sin saber que eras ángel del demonio.



Manuel M. Barcia

1 comentario:

Perfecto dijo...

Lo suscribo, lo suscribo. Aunque sabe amargo.

Un abrazo, compañero.