Seguidores

sábado, 3 de julio de 2010

CAPITÁN GARFIO



Ocupas el osario de mi mente
con voces que provienen de ultratumba

Permaneces inmóvil,
como la oscuridad dentro del sueño,
mirándome

Tal vez fuese mejor que te acercaras
y seamos compañía
mientras soy calavera del silencio

y tú Capitán Garfio en mis quimeras.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Me encanta este poema, con su final de fábula certera.

Un abrazo
Marian

Concha Vidal dijo...

Mi querida Prince, sabes que siempre quise ser El Capitán Garfio, mejor dicho el cocodrilo con el tic-tac en su barriga molestando. Lo sabes, ¿cómo están mis gatos?
Un beso.

Manuel, lo siento, me dirijo a Marian.

Concha dixit.