Seguidores

sábado, 28 de julio de 2012

ECOS DE PLENITUD



---


A veces, la palabra,
impacienta su voz,
para gritar su nombre
allende toda ley de gravedad.

Alfabeto intangible
de los dioses que fingen coexistencia,
eterno su clamor,
con siglos de esplendor en las edades,
con la luz que despierta la extinción
de los poetas.

La vida más allá,
juventudes que entonan su mudez.

La melodía nueva en otro mundo
que pende de sus notas cristalinas
el éxtasis del sol,

metáforas de tiempos por venir,

ecos de plenitud,
renacimiento.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Marinel dijo...

Es bueno sentirse renacer.Observar en derredor y soñar el universo al alcance de las manos.
Besos.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Pues sí. He soñado que volvías y viniste... Para que veas! jaja

Gracias por tu cálida huella, Marinel.

Un beso.