Seguidores

domingo, 22 de julio de 2012

EL VERSO CABE



---


Voy a escribir, si hallo las razones,
y si traspasa el sol la noche amurallada contra mí
para ser un destino de quietud
en la sombra de nadie.

Voy a narrar
la luz que se percibe
más allá de ideales extinguidos,

-el verso cabe ahora-,

los poetas carecen de escenario
no precisan lugar
sino recitación

y sentimiento.

De la noche nos alzas,
de la umbría que teje
laberintos de ardor. Tan nuestra
es su llave, la brújula el confín,

los signos que desnudan el silencio.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Manuel donde dices, dices poesía.
Aprender de ti es una suerte que sale al encuentro de quien busca sensibilidad y maestría.

un abrazo.

pd. insisto, ¿quitas las engorrosas letras??quizás en google?

Morgana de Palacios dijo...

Así nos la pasamos, Manuel, haciendo signos que desnudan el silencio y lanzándolos al aire.
Lo más importante del "yo mismo" que hablábamos, lo esencial.

Qué hermoso poema, loco.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que te gusten estos versos, Mavi.

Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Qué bueno saberte, Mor, esencial, en versos de un yo mismo que te evoca.

Abrazo, robota.