Seguidores

sábado, 18 de agosto de 2012

UNA NOCHE CUALQUIERA



---


No hables al silencio
ni en su voz te detengas,

porque la soledad nunca seduce,

a su abrigo te acoge
y luego te franquea, cicatriza la luz
sin más contemplaciones.


---


Aborrezco las noches que se anuncian sin serlo,
caídas de un oscuro porvenir,

como un salto de sombras.


---


He visto como un duende
rondaba las esquinas del papel

y algo de mi ingenio le seguía.

Con las inspiraciones juguetean
mientras yo verso en blanco.




Manuel M. Barcia






2 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

La soledad a veces no seduce, y depende que clase de compañía, tampoco...

Espero que pronto tengas, una noche "distinta".

Manuel Martínez Barcia dijo...

Espero... tus noticias.

Un beso