Seguidores

domingo, 5 de agosto de 2012

NO ES TAN FIERA LA BESTIA...



---


Me tientas a escribir catorce versos,
como un ciego que hubiese declamado
la voz de su condena, y a su lado
poetas neoclásicos dispersos.

No pretendo ser blanco entre conversos
ni apóstata de mí en el tratado
que pacto sin renuncia de lo amado:
ritos endecasílabos más tersos.

Estoy sin darme cuenta en el terceto
y apenas pensador sigo buscando
como finalizar este soneto.

Temí volver atrás y sigo andando
y nunca un corazón hubo tan quieto,
como si fuera un niño conversando.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

!NIÑO...MAS QUE NIÑO!!.
TRAVIESO,INQUIETO,CONTESTÓN.
Porfa" no cambies...


Me encanta.

un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

Es difícil cambiar a los traviesos...

Beso, Mavi.