Seguidores

miércoles, 20 de febrero de 2013

Tras los espejos



---


El cielo se desploma
sobre mí,
las estrellas me duelen
tras los espejos muertos.

La sombra de lo eterno se refugia
en la imagen de un dios,
donde palpita el aire
imposturas de ayer junto al olvido.

Le juro, sin promesas,
incumplir
todas mis devociones,

tan sólo un telescopio por razón
y la noche
confinada en los versos.



mmb






2 comentarios:

António Eduardo Lico dijo...

Bella poesia.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Un placer tu presencia, Antonio.

Gracias por tu tiempo de lectura.

Un abrazo.