Seguidores

jueves, 7 de febrero de 2013

Vaho



---


Casi había olvidado la imagen verdadera
de la noche sin rostro,
ese gris medieval
que nada expresa,
salvo la infinitud del hallazgo solaz,
alguna vez refugio
de mi sombra en tu vientre.

Acaso no es posible poetizar
el olor de la rosas,
me basta con mentir ante el espejo
los ecos del adiós

y descerrar la luz
que te muestra evidente
empañando cristales de clausura,
sin tu respiro
casi.



mmb



2 comentarios:

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,Manuel!!

Quizás es necesario haberse perdido en el amanecer del sueño,y encontrarlo en la sombra de un ensueño.

Un placer entrar en tu mundo de poesía, y descubrir un encanto de amanecer de letras en el.
Muchísimos besitos,poeta.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu ser omnipresente, Lady.

Un beso.