Seguidores

miércoles, 30 de octubre de 2013

A sangre fría



Isósceles las piernas de los dos
y el lento paso a paso
con rumbo hacia la nada.

Sólo un túnel de luz
absuelve nuestro exilio

y también lo que huye
y nos revuela,
prometiéndonos sol

a sangre fría.




mmb







2 comentarios:

Marinel dijo...

No hay nada como promesas de luz, o sí, promesas de azul,donde la sangre fría se adormece.
Besos.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me gusta ese azul con el que pintas las promesas, Marinel, esas noches donde la luz nunca adormece.


Un beso.