Seguidores

jueves, 3 de octubre de 2013

Veritas in simplice



--


Amar virtualmente no es amor accesible,
ni siquiera verdad buceando abisales
que tiemblan a lo lejos los desagües de luz
con orgasmos de ausencia.

Pero a veces ocurre
la pandemia en el sol
con fúlgidos amantes
que a la sombra consuelan.

Cohabitan en mi bando,
de su letra desnuda
se gesta Ultraversal
entrañando poemas

y el corazón al aire.




mmb





6 comentarios:

María José Collado dijo...

Lo virtual tiene sus trampas,un trueque de sensación aérea por una entrega de tiempo real. Un cordial saludo.

Amando García Nuño dijo...

Ten cuidado, los corazones al aire (y los poemas) han sido declarados nocivos para la humanidad.
Abrazos, siempre

Morgana de Palacios dijo...

Virtual, real, ¿hay diferencia, Manu?

Qué hermoso poema.

Beso.

Namasté.

Manuel Martínez Barcia dijo...

María José,


En este caso lo ficticio es muy real, ultraverso por entrega sin más compensación que un amor verdadero.


Gracias por estar una vez más.


Un abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Amando,


Tú sí que eres un ladrón de corazones. jaja

Gracias por tu celo en estas letras.


Abrazo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Mor,


Si hablamos del amor, real o virtual, ¿acaso importa? Las bitácoras de luz tienen letra de diosa...


Beso.