Seguidores

sábado, 8 de noviembre de 2014

Apenas nos sabemos






Fue un encuentro sencillo,
como la sensación de percibir
lo que expresa la vida mirándonos a solas,
espejo cada cual a su manera.

Desde que obedecimos las reglas del amor
la noche ha sido a veces redondel
de universos posibles, donde la soledad
no es mas que una corriente de ventura
que pacta con el sol la nostalgia del sueño
mientras tú me amaneces.

Ya no vale apelar,
no existen tribunales que revoquen
la última sentencia.

¿Qué rumbo tomarán los despertares,
tu remite en mis cartas,
estos largos paréntesis de jueves a la espera?

Ahora he de escribir finalidad
sabiéndome el autor de palabras vacías,
pensamientos de mí
sin elocuencia...

definitivamente erróneo y sombra,
corazón exiliado
aunque morir por ti siempre quisiera.



mmb