Seguidores

sábado, 22 de noviembre de 2014

Gracias por sumar






De pronto las salidas se me esconden
detrás de raros muros que crecen en las calles

Silvana Pressacco




laberíntica eres
en esta tu condena
de verdades y luz
entre la geometría del averno

preferible exculpar
lo que gira la duda
haciéndola tangente

¿qué abrazo en ti sería
la memoria de un nombre
soñando ser palabra en el espejo?

mejor ser ecuación
que simplifique
tu incógnita belleza.

**

Pitágoras no soy,
sin embargo, podría imaginar
raíces de mis ángulos catetos
sobre tu hipotenusa

y luego suspender
el examen de mates
por ser erudición en lo imposible,

propósito de nunca dividir
infinitas hipótesis
de toda la verdad
reduciendo al absurdo
estas demostraciones
que nos hacen teorema

y algo de calor
a tus espaldas.

**

Seamos pues desorden si lo anhelas,
rebeldía también
y ángulos isósceles
en la conspiración del pensamiento,
geométrico el amor
sin vértices obtusos por condena.

Yo te abrazo en el caos
de nuestra oscuridad,
binomio de la fe que acrecienta la luz
con alma artificial,

te rezo así, desnuda y sin juzgarte
sospecha de un deseo.

**

Si he de ser tu cárcel
prefiero los corchetes.

Así viste el amor lo encerrado en los cuerpos,
con blanca libertad
para huir de la sien abreviaturas
en múltiplos de dos sin íntimos finales.

Seamos logaritmo,
función elemental,
espacio topológico, si quieres,

sistema de raíz
y luego enredadera,

como una cifra rota
sumándose de forma casual
al tiempo de nosotros,

anillo de Noether al completo.

**

En tu signo de Libra caben dos
con Venus por balanza

y la feminidad causando estragos
en los ojos de mí
cuando sumas belleza a la mujer
haciéndome vigía de la luz
en tu grácil silueta.

No sabré enumerar
las veces que deseo desmedir
tu distancia a la mía,

acaso halle la fórmula
capaz de detenerte
mientras cruzo el espacio de la mar
y en tu orilla me extiendo,

mis huellas en tu arena
con números romanos, un cien por corazón
y quinientos, si fueran en la De
los cuánticos de un beso.

**

Avanzas ciegamente los límites de mí
con millones de ojos pertrechando fronteras
de un cielo sin azul, ansioso por arder
estériles fragmentos de cosmos estrellados.

Nadie podrá decir que fuimos soledad
en las encrucijadas que orientan al amor
hacia lo libertario de un mundo sin abrir,
adornado de piel, con deseos vacíos.

Adyacentes los dos, seamos la sintaxis
de todo lo sobrante, cuando el alma predica
el vértice común de nuestra oraciones.

En esa medición, cosenos y tangentes
serán la geometría de plena exactitud,
tu yin frente a mi yang, soñando con tocarnos.

**

Vivir una existencia en los poemas
es un acto de amor,
un antes sin después
irrepetible.

Cada letra nos cifra,
puede ser notación,
el ritmo de algún sueño,
un eco musical
que retorna del tiempo en armonía,

pero a veces se oculta
entre lo adormecido en las palabras
esperando ser luz
y luego por la noche,
acariciarte.

Acaso mi aritmética no es
tu suma tan sencilla.

**

Tú dices que no hay dos si falta un tres...

Matemáticamente
buscas la solución de todas las incógnitas
que te hacen en mí
la derivada.

¿Por qué no resolver
tan difícil enigma
mientras somos pasión
con final ardoroso
que nos cumpla misterio de lo amante?

No es mágico sentir
porvenires de amor
en los sueños sin fecha,

en todo abecedario
existe una estación
que vislumbra mañanas
con luces de pretérito
en leyendas de siempre:

el cíclope que ojea y no hace esclavos
si avista tu mirada...

(por poner un ejemplo)

**

Añades sustraendos a nuestra comunión,
disculpas con perdones
el mágico fluir de los impulsos
que gotean la luz
sembrando manantiales de tristeza.

Una elipse se empeña
en ser círculo ausente,
en achatar el cono
por la generatriz.

En algún sitio habrá
un espacio que sea traslación
sin que rote la esfera,

mientras yo he de volar los asteroides
hacia otro universo
sabiéndote mi alma fugitiva,

acaso quiera ser ultraversal
pero no minuendo,
ujier de algún casino
y después diferencia.

**

¿Cómo ser elemento
en la tabla de ti
sin aceleradores de partículas
que nos hagan materia
en un núcleo común
y química a la vez de lo distinto?

¿De qué modo vestir una metáfora
sabiéndote desnuda junto a mí,
temblor de nuestro mar
y ambos siendo espuma en los cristales?

Quizá sea preciso construir
cimientos en tu amor,
las raíces ocultas que sembraron
las manos de una diosa, sin más aspiración
que saberte mujer en alas de ave fénix,

la luz más pura al alba
y en mis noches el fuego.

**

Arde la geometría de tu cuerpo
la víspera de amor
que nos supo tan círculo de luna
y hasta plenitud.

No quieras recordarme
tras esa admiración
de luces transitorias
que han pasado
cuando el tiempo se acaba.

Yo quiero de tu lengua
un idioma común,
un múltiplo de dos sin mas bagaje
que nuestro desvarío temblando amaneceres
que den ritmo a los sueños
y música ambiental a tus poemas,

acaso porque yo
nunca supe orquestar
tan mágicos acordes
en tus inspiraciones.

**

Me gusta verte así,
culpable de sentir sin armadura
los que habita el deseo

la multiplicación
sin factores comunes
de una propiedad,
desórdenes de mí en tu producto.

Un signo de la duda
pretende ser asalto en el lenguaje
que derrama tu voz
haciendo que mi oído sea saliva

y tu sur regadío
que llueve los caminos de la boca.

Acaso en nuestra escala quiera el sol
ser nota dominante,
la ceguera después
en el fondo del cráter,

refugio de la lava
cuando ardemos silencio.

**

El álgebra, la química, tu ardor,
contar es infinito...

¿Y si fuéramos juntos la unidad,
ficticiamente así
lo innumerable?

Arquímedes, Hipatia, Galileo
y otros muchos también
tuvieron por amor
la hipótesis de un sueño sin final
antes de ser Eureka.

Es más fácil contigo
el ámbito irreal de los tiempos versales,

liviana,
a pelo suelto,
te hallo solución de lo intangible
y balanza en los dos,

sin equilibrio casi
cuando somos materia.

**

James Watt ya supuso
la energía del agua
cuando somos calor.

También que por el aire
el viento es reacción y permite volar
las máquinas de luz
sin contrapesos.

¿Para qué calcular
los pasos que nos llevan
al destino del fuego?

A veces llueve y basta,
en nuestras estaciones
yo te cumplo verano,

primavera si quieres caricias bajo el sol
haciéndonos finitos.



mmb


4 comentarios:

Silvana Pressacco dijo...

Vos sus suma. Aditivo. Un besote

Manuel Martínez Barcia dijo...

es más fácil contigo...

Un beso

Elsa dijo...


...con el ábaco tal vez podremos comenzar,querido amigo.

Cariños

Nota:-conoces los otros blogs?-

Manuel Martínez Barcia dijo...

Una suma terminable, supongo, Elsa.

No sé a que blogs te refieres, dame una pista, por favor.

Un beso