Seguidores

domingo, 22 de marzo de 2015

El hambre de la témpora










Ocasos de mujer te resucitan
donde la luz se pierde,
deriva de un desdén tras el invierno.

El polen de la noche es oquedad,
aroma metafísico, paisaje del jardín
sembrado en la epidermis de una flor,
difuntamente sombra,
como si fuera  el sur
mercurio de su llanto.

Yo quiero ser tu amante al despertar,
calor que te sofoque
y la revelación
que a los dos enmudezca,

un grito por nacer
en sábanas ardientes.




mmb



3 comentarios:

Silvana Pressacco dijo...

Tuve que buscar en el significado de témpora el que más podría acercarse a tu intención al usarlo en el título.
Está bastante discutido y hay uno en particular dado por tus pagos que podría ser. Acá no lo escuché nunca, pero puedo ser yo la ignorante.

Chaucito

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tampoco es frecuente el uso de la palabra témpora por estos pagos, Silvana. Yo tomo su aceptación de la predicción del tiempo en origen popular,para saber si el clima es húmedo o cálido, para proteger los cultivos de los vientos del sur o el exceso de lluvia según luna o el azar de los cielos, como si el hambre fuera maná de lo caótico...

Igual no tenga sentido el título, igual un grito por nacer resulte de lo ardiente más fiable.


Abrazo.

Silvana Pressacco dijo...

no dije que no tenga sentido sólo pregunto porque busqué y quería saber de todos cuál era el significado que le atribuías, pero queda claro Manu.
También muchos lo aceptan haciendo referencia a las sienes, por la cercanía de los huesos temporales. Siempre aprendo algo contigo.Besote.