Seguidores

sábado, 28 de marzo de 2015

La más larga condena






Quisiera yo cumplir larga condena
sumido en tu interior,
germinar en tu sombra la raíz
de tallos implacables, un surco de la sed
para que brote el mar en el abismo
de tu cuerpo cerrado.

Yo quiero ser oasis
en cárceles de luz,
fluir en su humedal nuestra sequía
con la piel de la noche, con relámpagos
que atestigüen en ti
el rayo y la marea,

lo febril que nos une
y al instante penetra por la sien
lunáticos espasmos de silencio,

errabundo de amor,

a punto de morirnos
criminalmente
casi.



mmb



4 comentarios:

Silvana Pressacco dijo...

Creo que deberías poner la imagen junto al poema Manu, cuando la portada atrapa o el título, se quisiera tener ahí nomás al poema. No sé porqué no lo haces así, tal vez tengas tus motivos. Te recomiendo que sí lo hagas.
Una vez que escribas el poema, copiá la foto y la pegás sobre el escrito y publicas todo junto. Será más completo y tendrás más lectores.
Un bechacho.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, Silvana, para prueba tu fotografía. jaja

No tengo un porqué que justifique los motivos de la separación. Este blog se inició así, y así continuará, con lectores que agradezco o con firmas del silencio, hasta que el embrujo del fuego se convierta en ceniza...

Gracias por estar.


Un beso.

Silvana Pressacco dijo...

mirá que sos raro eh? jajajaaj...

y bueno cada loco con su tema... un bechacho.

Manuel Martínez Barcia dijo...



rarito, sí, como un altavoz de silentes minorías. jaja

Beso.