Seguidores

sábado, 10 de abril de 2010

EL TEMBLOR DE LA LLUVIA



Se la reconoce
por las huellas que el viento deposita
volando sus andares
como algo inexistente
que exhibe la hermosura de una estrella

Simula ser la luz de primavera,
y toda su razón de plenitud
que exhultante pasea
con aromas venidos desde el cielo

Sonríe como un ángel,
un tanto asexuado,
quizá para mostrar como sus labios
besan la eternidad
sin dueño que posea lo que es suyo

Y tan sólo se rinde al desnudarla,
cuando es dócil su alma
y yace en el cadáver del amor
la humedad que depara
el temblor de la lluvia y su pureza.


Manuel M. Barcia

6 comentarios:

Abril dijo...

me gusta el temblor de la lluvia

Concha Vidal dijo...

Tus palabras, a veces, son bálsamo.
Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me gustan las huellas de Abril entre la lluvia...

Manuel Martínez Barcia dijo...

A veces, el mar nos acaricia, Concha.

Un abrazo
Manuel

Anónimo dijo...

Pues, si es así, bellísima como tu palabra. Gracias por tanto, Manuel, nunca me olvidaré del detalle que has tenido, poeta y amigo tan querido. Abrazos

dolors

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias a ti por ser tan poesía, Dolors.

Un abrazo
Manuel