Seguidores

viernes, 17 de septiembre de 2010

GERMEN DE SOLEDAD



Acude sin aviso,
sin tener credenciales de visita
ni bien que justifique invitación

Y finge que me ignora,
rehuyendo mi presencia con gesto de fastidio
mientras cae lentamente su mirada
sobre el último verso
conminando a la musa que se calle

Entonces un dilema,
germina con inútil soledad
lo estéril que ahora crece
de un poema inconcluso entre mis manos.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Preciosos versos para conjurar el amor y la creación.

Un beso
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me gusta que acompañes estas letras, sí.

Gracias por compartir estos instantes de poesía, Ana.

Un beso
Manuel