Seguidores

sábado, 25 de septiembre de 2010

JAQUE A LA RUTINA




Dispuesto a ser designio de un caballo,
le doy un Jaque Mate a la rutina
jugando al ajedrez,
en busca del temblor
que arrope mi arrogancia en tu silencio.

Invado tus defensas
con ávida estrategia de ser fiebre
allí donde la Dama es disimulo
cuando todo es fragor en la conquista.

Y mientras el Rey negro
copula con Pandora,
rindiendo entre los brazos de su amante
un aullido de última esperanza.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Excepcional poema, Manuel.

Simbolismo del ajedrez llevado a la vida.

Genial
Un beso
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tal vez alguna vez podamos enfrentar nuestras miradas sobre escaques, meiga.

Me pido negras.

Un beso
Manuel