Seguidores

sábado, 12 de noviembre de 2011

COMO SI ARDIERAS

---


Hay un ángulo en llamas;
emerge todavía
el vértice de mí en tu pasión.

No es fácil extinguir
la piel que de tu cuerpo amanecía
en incendios de sol,

o acaso los crepúsculos durmientes
en rebelión alzados
cuando sólo el latido del silencio
sangra mi soledad.

Qué sombra es el fulgor de tu reflejo,
qué inútil la belleza de la nada.

Fugaces son los sueños si no sienten
los abrazos de luz,
la pira de tus ojos,
las estrellas errantes a punto de nacer,

como si ardieras
caricia de mis manos carne adentro.



Manuel M. Barcia

8 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Vertiginosa/mente hermoso es este poéma.
Te superas constantemente, creas y recreas lo bello.
Un abrazo.
Mavi

Respirando entre palabras. dijo...

Me quedo pensando si todo no será reflejo...
Besitos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por leerme, Mavi.

Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

... o el espejo de ti, respirando entre palabras...

Un beso

Cartas en la noche dijo...

Quiero felicitarte. Y mucho.

Carlos Morales.
Ed. El toro de Barro.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Agradezco el honor de tu presencia en mis humildes versos, Carlos.

Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Hermosoooooooooooooo

Un beso de meiga
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu calidez en estas páginas de fuego, meiga.

Un beso