Seguidores

miércoles, 9 de noviembre de 2011

NENÚFAR SIN REMEDIO

---


Las aguas en un bosque de cenizas.

Diluvios tan anclados a un destino
sin nada que afirmar,
salvo la sed,
avarienta la luz de amaneceres
que fueron de la lluvia madrugada
con el viento apostado
en la nube fugaz de una corriente
que filtra el aire limpio de los sueños.

La flora del embalse que me anega,
nenúfar sin remedio

y afuera sólo el frío del otoño...




Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Carmen Tomeo dijo...

En un sueño cabe todo, tanto si éste tiene filtro, como si no lo tiene.
Muy bonito tu poema.
Un saludo

Mavi en blanco dijo...

...con los cálidos colores que
envuelven con sus sosegadas luces...
Días llenos de otoño los tuyos.
Un abrazo.
Mavi

Manuel Martínez Barcia dijo...

Supongo que sí, incluso el infinito de la noche.

Gracias por tu lectura, Carmen.

Un saludo

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu abrigo de otoño, Mavi.

Un abrazo