Seguidores

martes, 1 de noviembre de 2011

RELOJES DE AUSENCIA

---


Quieren que me refugie en vos
palabra blanda
silaboba

Mario Benedetti





La lluvia y el fuego se asemejan,
aquella en el instinto de mi mano,
aguacero febril
y ardiendo como este sobre hielo.

Desconozco el por qué de tanto encanto,
tal vez el pleonasmo en su mirada,
-lo he visto con mis ojos-
quizá su realidad incierta en el deseo.

Renazco en las edades de Noviembre
y abandono el placer de la palabra,

porque yo soy así,

idioma de un lenguaje inalcanzable,
anarquismo en la voz,
embrujo del vacío que perdura
los relojes de ausencia.





Manuel M. Barcia

8 comentarios:

Leticia dijo...

Esta evocadora confesión de ti, es la verdad ... ¡Eres un poeta!
Bello. Mnauel, como siempre.

Mavi en blanco dijo...

Este poéma te levanta de la silla!!
Y queda un Noviembre de palabras hechas poesía.
Mavi

Ana Muela Sopeña dijo...

Maravilloso, como todo lo que escribes.

Un abrazo
Ana

Carmen dijo...

Desconozco el por qué de tanto encanto, pero el amor, en cualquiera de sus múltiples manifestaciones, merece la pena experimentarlo.
Un saludo.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tú si que eres poeta, Leticia, y un tesoro de amiga.

Un beso

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu alegre Noviembre en estas letras, Mavi.

Mucha suerte en tu exposición.

Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

¿Qué decir, que ya no te haya dicho, meiga?

Un Abrazo (sin palabras)

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por dejar aquí tus sensaciones, Carmen.

Un placer "conocerte".