Seguidores

sábado, 25 de febrero de 2012

LO INEXTINGUIBLE

---


Se diluye el amor
y traspasa el umbral de mi existencia,
agónico el latido.

Las brasas cubren el espacio del fuego,
mas yo no arderé.
En ti la gravedad y esta obstinación por compartir
mis manos con tu piel.

Y desnudo en tu luz
la música, el temblor,

lo inextinguible.





Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Noris Capin dijo...

Hermoso poeama del adios y la desesperanza. Me gusto el toque poetico, verdaderamente iluminado.
Saludos,

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por dejar tu caricia en estos versos, Noris.

Un abrazo.