Seguidores

domingo, 12 de febrero de 2012

MENGUANTE

---



La evocación del sur

guardián de nuestra luna,

bajo su ardor silente
un rostro
y las quimeras,

dos corazones enrejados.

Los latidos que menguan,
voces inextinguibles
disfraz
en la memoria.

Así grita el amor
los recuerdos de alguien que no existe,

fuga de lo etéreo sin razón,
la luz aprisionada.




Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Noris Capin dijo...

Hermosa inspiracion en esta noche sin luna, gracias por dejarnosla ver en su poema.
Un abrazo,

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu luz en estos versos, Noris.

Un abrazo

Respirando entre palabras. dijo...

Eterno y tan etero...
Unico dentro de una realidad compartida.
Besos

Manuel Martínez Barcia dijo...

Siempre eres luz de plenilunio.

Gracias por venir.

Un beso