Seguidores

martes, 21 de febrero de 2012

VOZ ADENTRO

---


Gritas la libertad
como un pájaro herido, sin alas,
ajena al viento,
en la música inmóvil de tu vientre callado,

dónde el aire se agrieta.





Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Leticia dijo...

Pero a pesar de todo , el grito penetra las grietas del vientre y llega en tu poema ávido de libertad.
Un plaer , ojalá y me visites, te extraño Manuel.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Lo hago, muy frecuentemente, eres cita obligada en poesía y pensamiento, Leticia.

Gracias por estar y escribir.

Un beso

Respirando entre palabras. dijo...

Puedes oir algo tan profundo?
Saludos

Manuel Martínez Barcia dijo...

A veces sí, cuando susurra.

Saludos también