Seguidores

domingo, 4 de marzo de 2012

MADRE

---


Y de repente dije: Esto es la vida.
Esto y no más. Palpé su forma cierta.
La adiviné mortal. El alma, alerta,
vibró un instante toda estremecida.

Vicente Gaos






En mi sombra fluía la existencia
la intensidad de lo frágil,
vientre de cristal.

Refugiado en la herencia
donde el agua diluye a los nacidos,
descendieron los brazos de mi madre,
su piel estaba en mí,
amaneciendo donde arde la luz,

a solas con mi cuerpo.




A mi madre








Manuel M. Barcia

7 comentarios:

Concha Vidal dijo...

Sin comentarios.
Concha dixit.

Manuel Martínez Barcia dijo...

No es preciso decir, Concha, basta tu sentimiento.


Un abrazo

Mavi en blanco dijo...

Todo lo dices BONITO Manuel.
Mavi

Marinel dijo...

La imagen desprende ternura infinita, al igual que esos bonitos versos dedicados a tu madre.
Muy emotivo hoy.
Besos.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu acompañamiento, Mavi.

Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tus palabras, Marinel, significan mucho para mí.

Un beso

Julio dijo...

Simplemente, muy bueno. Enhorabuena por tan bellos versos, Manuel.
Salud.

Julio G. Alonso