Seguidores

domingo, 29 de abril de 2012

LA VOZ DE LOS VIOLINES



---


Columpias en la luz
el ardor de tu cuerpo,
y tiemblas extravíos del amor
clamando soledad en donde reinas.

El vértigo silente
acaso fue la música de ti
y el hechizo del fuego primigenio:

porque allí eras tú
la voz de los violines,

vibración de la cuerda que percute
caricias que se adentran
y manan de la sangre lo fluvial

hasta el eco del viento.




Manuel M. Barcia

5 comentarios:

ReltiH dijo...

SENSUALIDAD Y ROMANTICISMO. HERMOSO TEXTO.
UN ABRAZO

willians dijo...

Son mis escrúpulos los que están formados de muertos y de cosas muertas. Es mi forma de aunar tus palabras atrás oídas. En el regocijo de mi vanidad, mi conciencia es público del ser que fotografía mi ausencia de este momento. Lo ayudaré a memorizar. Pero la vida de un hombre es aún más breve que la memoria de los hombres. Me despojaron del amor, de su memoria y tiemblo al recordar. Estremezco al analizar.

Gilberto Cervantes dijo...

porque alli eras tu la voz de los violines...

Una frase genial en medio de este bello poema!

Marinel dijo...

Una mágica y musical sensualidad envuelta en la libertad de columpiarse en las sensaciones.
Besos.

José Manuel dijo...

Bello poema de la mano de algo tan sensual y mágico como la voz de los violines.

Un abrazo.