Seguidores

sábado, 7 de junio de 2014

Destino a la creencia



--


Circunloquios de tiempo
atraen a vuelapluma
el ritmo de tus pies,
lo andariego del sur hasta El Rocío
y a las faldas de Almonte
tu peregrinación
hasta lo virginal de la memoria.

Aún suenan las plegarias,
los ejes de los carros
intentando llegar
a la Blanca Paloma.

Allí los sentimientos
desbordando alegría,
es tan grande el milagro
que incluso los ateos creen en Dios,

quizá porque son hijos de la Virgen
que a todos los hermana
entre salves, fandangos por la arena
y cañadas de polvo,

después, la madrugá,
el salto de la reja
y la locura.


(Entre ese millón de devotos, un ángel invisible soporta bajo palio sus andares, por la perpendicular de su costado)






mmb