Seguidores

jueves, 4 de junio de 2015

A pluma rota






Porque tú eres la piedra donde yo soy tropiezo

metaforicamente, diríase caer,
a paso cambiado, sin riesgo a fracasar
el límite absoluto, lo que repta el amor
sin huella en las alturas.

Porque ambos fingimos ser pálpito de luz
mientras sueñan los cuervos
el tiempo de un poema,

porque yo soy guión
y te conozco actriz,
sobreactuando siempre,
veraz a tu manera.

Por estas tan inútiles razones
hoy pretendo extravíos,
la búsqueda de mí
sin que sangren palomas los aires de mi vuelo.



mmb



3 comentarios:

Elsa dijo...

La búsqueda,sin que los "dogmas" interfieran tal vez... cuando los cuervos proliferan...

Manuel Martínez Barcia dijo...

...o ese vuelo a ciegas que vuelan los perdidos...

Abrazo.

Elsa dijo...

...perdidos o sectarios, alrededor de...
Besos, Manuel.