Seguidores

domingo, 7 de junio de 2015

El silencio a dos voces







¿Recuerdas cuando mudo te decía
que tú eras la estación en plenitud,
lo que vence la voz en gritos del misterio?

¿Revives el sonido del violín
mientras juntos tocábamos
la silente armonía del amor
tan solo con temblores y caricias?

¿Será que la memoria
es eco imperturbable
de una negación?...

Acaso es nuestra luz
lo que la inclina,

sin temor a las sombras,

sin que duela sabernos desnudez,
torrentía y sudor,
arroyo enloquecido
y a veces embestida en lo nupcial
de los riegos amantes,

como si norte y sur
quisieran esposar la medianoche
latiendo verso a verso
toda la biología de un poema.



mmb



5 comentarios:

Jonh Madison. dijo...

Hiperventilando estoy, me encanta como firmas, mmb y en pequeñito, cuando realmente mmb es literariamente institución.
Buen domingo poeta del amor, pero no del amor corriente y cursi, sino del amor en toda ssu profundidad y extensión de la palabra.

"Estoy embrujao"

Manuel Martínez Barcia dijo...



Será que no hay un roto
cuando quiebra el amor
lo que baila la vida
en sutiles fragmentos del deseo.

Será que reciclar los corazones
no es cosa de mayúsculas
escritas con los pies,

siquiera tatuaje en quien lo nombra...


Ya ves, Don Jonh, te leo!. Gracias por pasar.

Abrazo.

Anónimo dijo...

No lo recuerdo aunque lo has dicho de una manera muy bonita.

Un abrazo

Manuel Martínez Barcia dijo...


Igual lo hubiera dicho anónimamente...

Anónimo dijo...

mudo y anónimamente, seguro