Seguidores

sábado, 20 de junio de 2015

Con letra de tango







Soy nota de un acorde en lo incompleto
cuando amaneces tú cadencia sensorial
del sueño enfebrecido que recorre
los cantos que anteceden al amor,

todo lo que instrumenta
el aire que nos vuela en el deseo.

--

No consigo encontrar las fechas de otro tiempo
en donde mi presente
era antigua pasión
cada vez que nosotros tocábamos acordes de añoranza
sin cuerdas que tensar,

sin trastes, sin teclados, sin apenas un mástil
capaz de sostenernos, mientras las vibraciones
 solo repercutían soledad,

acaso la amplitud de algún sonido
que pretende ser música y temblor
de algo incomprensible,
latido a su manera.

¿Será tu corazón quién orquesta mis sueños?

No sabría decir...

Yo te presiento azul,
diástole del viento, desnudez,
un tránsito de sangre por mi niebla.

--

como si fuera un pájaro
en nupcias de la noche

adentro de la flor
yo me dormí

sin anillar tu piel

sin darme cuenta
casi

--

Quisiste que mis sueños despertaran
con las brisas del sur, imaginado el aire
que vuela mariposas de color
y el sentir comprensible de nuestra eternidad
en alas del deseo.

Quisiste que mi sombra fuera luz,
marcapasos del tiempo que pretende
abriles florecidos por siempre en la mirada del amor

y también el aroma de azahar
vistiéndonos de blanco
y hermosura.

Quisiste proyectar bajo mi pecho
tu propio corazón,
que latieran las notas musicales
del tango más febril,

las cosas del querer cantadas en lunfardo,

los dos en su fusión,
sin los bandoneones, con alma instrumental
en nuestro ardiente baile.

De lo demás, no sé, ya no me acuerdo.

--

Quisiera yo morir siendo la vida 
que te inunda de amor,
bailar sobre tu pecho
el aire que nos vuele hasta la luz,

tan lejanos los pies de lo acrobático,
los árboles tan vientre de la tierra.

Quisiera sin querer
mantenerte en suspenso,
latir tu melodía interminable
en ritmos que fecunden lo febril,

sabiendo, sin embargo, que la sombra es quietud
cuando el tango es herencia de toda la pasión,

acaso la exponencia instrumental
de un ojo en el ayer
que suma dos miradas invisibles
diciéndose te quiero.



mmb



6 comentarios:

Silvana Pressacco dijo...

Pero qué hermosos quedaron! Hasta me siento orgullosa de haber acompañado su nacimiento, fui partera, creo que fui la que pegó uel primer chirlo en el bebé. Ya te lo dije amigo, eres sinónimo de poesía, lo aceptes o no, y el poeta más dulce sea fingimiento o no para vos yo te conozco a través de ella y no creo que exista demasiada distancia por mas que sepamos actuar los mejores desempeños son los personajes que se nos parecen , no?.
Besote sin bandoneon, con panderetas.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Partera, no sé, pero sí ama de música y vaivén en los hilos que componen esta danza...

Gracias por tu suma en esta conjunción, Maestra Silvana.

Un beso.

Ainaroa dijo...

Son una preciosidad.Y además se entienden toditos...Se puede pedir más?

Manuel Martínez Barcia dijo...


Igual apruebo la dicción y me puedo ir de vacaciones en verano..

He leído tu Estratagema por ahí Yhedray, que sepas que me ha encantado.

Un beso.

Silvana Pressacco dijo...

quiero creer que estás de vacaciones.... besote.

Manuel Martínez Barcia dijo...

Solo ardiendo lunas, diseñando desiertos...