Seguidores

jueves, 4 de junio de 2015

Con ánimo presente






a veces te presiento malherida

como si fueras sol
incapaz de la luz
por ser sombra sutil de amaneceres

o un tímido después en la memoria
con ánimo presente

es lo que pienso yo
mientras suena el violín
que nos percibe acústica en la noche
y conjunción del canto

tan ritmo entre los dos lo que nos cuenta

a veces
si no estás
mi cura es el sollozo

recuerdos de niñez
sin presencia de magos

de cuánto ansiaba golpes de pedal
en la BH azul
que nunca pudo ser la bicicleta
conmigo al descubierto.



mmb






2 comentarios:

Marinel dijo...

Cuando la pena o la incertidumbre e incluso la certeza, por qué no, nos aprieta, el anhelo por aquellos años en los que bastaba salir a la calle en busca de aventuras, es un pequeño y vital goce nada desdeñable.
Que entiendo perfectamente.
:)
Besos.

Manuel Martínez Barcia dijo...


Qué alegría saberte, Marinel, aunque sea tan sueño aquel vintage..

Un beso.