Seguidores

lunes, 7 de diciembre de 2009

LA DIFÍCIL TRAVESÍA DEL MIEDO


Algunas las conoces,
son como las ausencias del deseo
que nos atemorizan
cuando la soledad nos acompaña

Otras simplemente,
cambian de lugar,
sepultando las horas mancilladas
en las hondas raíces del silencio

Son las huellas del pavor,
los pasos de la duda
andando la difícil travesía
de los sueños que anhelan no ser sueños
cuando el mundo se torna pesadilla
sin luz en la mirada

Son apenas señales de existencia,
sin tránsito ni sombra,
son como los pájaros que anuncian en su vuelo
la sed y la agonía del desierto,

porque no ser es miedo.



Manuel M. Barcia

2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

"No ser es miedo"


Qué buena sentencia y manera de terminar un poema.

Sensacional, Manuel.

Un abrazo
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Me alegra que te guste, Ana.

Saludos
Manuel