Seguidores

lunes, 14 de diciembre de 2009

UN BÚHO NOS VIGILA


En el tiempo de círculos y esferas
vivir es un oficio traicionado
por las sombras inquietas y rapaces
que vagan invisibles en la noche

Nos demanda razones
que laten sumergidas en un vientre
preñado de silencio y espesura

Y alguien nos observa
con la luz en su iris condensada

Un búho nos vigila,
con la misma mirada inexistente
del ojo que descifra la tiniebla

Y se hacen reales las quimeras,
y elíptico el idioma de los mudos
sin apenas nitidez,

mientras algo en el sueño merodea.



Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Inquietante poema que deja indefenso al lector..

Abrazos
Marian

Ana Muela Sopeña dijo...

Magnífico, Manuel.

Un poema que nos hace pensar.

Un beso
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Siempre existe un recurso para quien navega en el rumbo de la desolación: La búsqueda y el encuentro de una línea de estrellas que formen en la bóveda celeste la figura imaginaria de una gran constelación... aunque habiten los sueños a millones de años luz.

Gracias por dejar tu sentimiento en compañía de estos versos, Marian.

Un abrazo grande
Manuel

Manuel Martínez Barcia dijo...

Tu tacto impregna de sentido estas palabras, Ana

Gracias por latir este tiempo en tu mirada.

Un beso
Manuel